Por cada $100.- que gana una mujer en Argentina, un hombre percibe $206.

Las mujeres constituyen un recurso vital para satisfacer la demanda global del talento, pero pese a esto siguen estando mal representadas en la fuerza laboral y continúan ganando menos que sus compañeros hombres.

Según un estudio realizado por la consultora Accenture, en el mundo un varón gana dls. 140 por cada dls.100 que percibe una mujer, en promedio total de la economía formal.

En la Argentina la diferencia es menor pero aun es alta. Los hombres son compensados con $135,- por cada $ 100.- que gana el promedio de las argentinas.

Como suele darse esto es más optimista si no se incluyen las diferencias que se dan también en la economía informal, en donde se desempeña un número de trabajadoras.

En esta oportunidad Accenture diseñó un modelo que mide también el impacto de lo que titularon “brecha salarial oculta” y que tiene que ver sumar a las estadísticas las tareas y los aportes valiosos para la sociedad que realizan típicamente las mujeres y que no son remuneradas económicamente. Este modelo fue diseñado por Tomás Castagnino, Senior Principal de Accentur en Argentina, si se toman en cuenta las tareas que generan valor para la sociedad y no son remuneradas, la brecha se amplía a nivel global, de manera que los hombres ganan dls.258 por cada dls.100 que recibe la mujer. La encuesta se entrevistó a más de 28.000 personas de tres generaciones, en 29 países.

Según el ejecutivo de Accenture Argentina, comentó que si bien los datos que tienen son el promedio entre el total de hombres y el total de mujeres, cuando se avanza en la carrera profesional se ve que la brecha se amplia, y considera que en algún momento por algún motivo las mujeres se quedan.

Ante este panorama, en Accenture proponen intervenir en tres factores que identifican como claves para acelerar la llegada a la equidad. Estas claves son: conocimiento tecnológico, la fluidez digital, y la planificación estratégicas de las carreras de las mujeres.

Trabajar sobre estas variables, aseguran, es la vía de “inclinar la balanza” de manera que la brecha en Argentina puede cerrarse efectivamente en el año 2045.

La fluidez digital, es la habilidad que las personas tienen para manejarse en el entorno de la tecnología, una habilidad cada vez más necesaria para la inserción laboral, en un mundo en que el reemplazo de mano de obra por robots e inteligencia artificial, “ya no es ciencia ficción ni está tan lejos en el tiempo”

En segundo factor, la estrategia de carrera, los expertos de la Consultora remarcaron la importancia de contar con un mentor que guie e inspire a tomar decisiones acertadas. El estudio realizado reveló que las trabajadoras que cuentan con un mentor tienen más chances de trabajar en una industria bien paga u oportunidades de obtener un salario mayor al promedio.

En este marco, también la elección de carreras STEM (siglas en inglés, las profesiones vinculadas a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) eleva el porcentaje de la posibilidad de conseguir un buen puesto laboral y bien remunerado.

El factor cultural y el prejuicio, reconocen en Accenture, es el último enemigo a vencer. Profesionales de la consultora relataron como a través de las distintas actividades realizadas en nombre de la consultora se topó, por ej. , con adolescentes que no consideraban que una joven podía tener las habilidades necesarias para emprender exitosamente una carrera STEM.

También es cierto que muchas mujeres son más pudorosas que los hombres a la hora de pedirle a alguien que sea su mentor, las mujeres son más reticentes a pedir un puesto que está vacante, si no se lo frecen directamente, o postularse  para el mismo si no tienen el 100%  de las capacidades.

Se produce así un círculo vicioso por el cual la mujer no se postula y su supervisor no se lo ofrece por temor que no lo desee, a que por tener familia le va a restar tiempo para ello, etc.

En la actualidad, nuevos estudios realizados por Accenture revelan que las estudiantes universidades de los mercados desarrollados podrían ser la primera generación en la historia en presenciar el cierre de la brecha salarial entre hombres y mujeres durante su vida profesional, si esta Promoción 2020 elige estratégicamente y obtiene más conocimientos digitales y si las empresas, los gobiernos y los académicos brindan un apoyo esencial.

Fuente: Management/ Iprofesional – Marzo 2017.